lunes, 18 de marzo de 2013

ADICCIÓN A LAS REDES SOCIALES

                                

                             La adicción es muy grande




  La fiebre de las redes sociales alcanza altas cotas. Según las cifras del pasado diciembre, más de un billón de personas en el mundo utilizan Facebook y 500 millones utilizan Twitter.
Cada día más de 500 millones de personas dicen : “me gusta” en Facebook y hay 340 millones de mensajes Tweets al día.
Y aún más impresionante es que 350 millones de usuarios de las redes sociales sufren el llamado síndrome adictivo a Facebook.

na investigación de la Universidad de Chicago muestra como las redes sociales adquieren mayor impacto en la vida de las personas en diferentes lugares del mundo.
Los resultados demostraban que la dependencia hacia Internet para muchos usuarios puede ser más intensa que la adicción al sexo. al alcohol o el cigarrillo.
Según este estudio, ciertas personas pueden desarrollar ansiedad al tratar de resistirse a este hábito tan arraigado.
Muchos usuarios aseguran que preferirían no pasar tanto tiempo sumergido en las redes sociales y comprueban que les distrae de su trabajo y les hace perder mucho tiempo
Sin embargo, les resulta muy difícil resistirse a la seducción de la pantalla y quedan literalmente atrapados en sus redes…
Esta investigación muestra que las funciones de tipo “me gusta” y “re-tweets” activan la dopamina, una hormona y neurotransmisor del sistema nervioso central que tiene que ver con la motivación y el placer.
En caso de adicción a las redes sociales, la falta de aprobación y de influencia en las mismas provoca envidia y desasosiego.
Un signo claro de dependencia es pasar más de 5 horas en un sitio web social.
Según los doctores, las chicas caen más fácilmente en la adicción a las redes sociales debido a la presión del medio social y la necesidad de ver y ser vista en línea. El tratamiento comienza con una abstinencia total y la programación de actividades en la agenda.
Los medios sociales son una adicción que afecta a miles de millones de personas en todo el planeta, es como un tipo de enfermedad que se puede presentar y manifestar en diferentes maneras. Si usted se identifica como un “Gurú” o “Ninja” de medios sociales tal véz es momento de preocuparse pues es posible que a causa de esto su productividad se disminuya.
De acuerdo al sitio especializado Mashable, hay diferentes tipos de adicciones a los medios sociales. Para saber a qué grupo pertenece responda, entre otras, a las siguientes preguntas:
¿Reviso mi teléfono cada dos minutos para saber a cuántas personas les gustan mis fotos en Instagram? ¿Mis Tweets no tienen vocales para que puedan encajar en los 140 caracteres de Twitter? ¿Me da ansiedad si no tengo acceso a Facebook? ¿Constantemente registro mi ubicación y la comparto con mi amigos en Facebook?
A continuación los diferentes tipos de adictos a las redes sociales, y usted ¿a qué grupo o grupos pertenece?



El aficionado a las alertas
El hábito de programar su teléfono para recibir alertas cada vez que algo pasa en cualquiera de las redes sociales, es el sintoma a una addición.
Si su teléfono suena, timbra, pita, o hace cualquier sonido, cuando alguien comparte algo, hace un retweet o comentario es un mal hábito que puede dañar su habilidad de concentrarse en lo que está haciendo.






Es una de las enfermedades de nuestro tiempo: la adicción a las redes sociales. ¿En cuántas redes sociales tienes cuenta? ¿Cuánto tiempo pasas en ellas? ¿No puedes vivir sin consultar Twitter o Facebook cada cinco minutos? ¿Te pones nervioso si no tienes una conexión a internet a mano?
Para saber si eres adcito, nada tan fácil como realizar este test que ha creado Jeff Bullas:
  1. Si olvidas el móvil o se queda sin batería, te sientes perdido, te pones nervioso.
  2. Compruebas tu cuenta de Facebook unas 20 veces al día.
  3. Te preocupa si no hay comentarios a la entrada de tu blog en menos de 12 horas.
  4. No eres capaz de salir un fin de semana sin tu portátil.
  5. Tienes, en el móvil, más aplicaciones de redes sociales que deproductividad.
  6. Te compraste un iPad, pero sólo lo usas para comprobar las actualizaciones de los medio sociales.
  7. Tienes más amigos virtuales que reales.
  8. Tuiteas mientras caminas.
  9. Te conectas a Facebook por las mañanas antes de ir al baño.
  10. Compruebas las actualizaciones en las redes desde la cama, antes de dormirte.































está permanentemente pendiente de la actualizaciones de las redes sociales de las que es usuario. Y, además, tiene activadas alertas en el móvil para todas ellas. Así, su móvil no para de sonar con diferentes sonidos de aviso, lo que puede volver locos a las personas que se encuentran a su alrededor. Su problema: falta total de concentración (en su trabajo, en las relaciones sociales del mundo real, en las tareas de casa, etc.)
 Persona que se cree un experto en medios sociales y, en general, en el uso de internet. Lo puede ser o no. Puede tener un trabajo relacionado con el sector que le ha permitido aprender sobre ello o haberlo aprendido de tanto usar las redes sociales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada